domingo, 24 de abril de 2016

La santísima inquisición española (S.I.A.).


Su verdadero nombre es el de tribunal de la santa inquisición, aunque todo el mundo la conoce como la S.I.A. (o siaeputa), y como ya hemos explicado con anterioridad, cada país posee el suyo propio. La central en Inglaterra se encuentra en Leicester, en Francia en Lyon, en Holanda en Breda...

El tribunal central del que vamos a hablar a continuación es el del  tribunal de la santa inquisición de Comillas. Las instalaciones que podemos encontrar en Comillas son fabulosas: bibliotecas, edificios administrativos, gimnasios, edificios religiosos, bingos... Con un total de 777 hectáreas y con unos 4.000 caballeros lejionarios inquisidores, es el tribunal más grande que existe en el mundo.

Solo un dato: la biblioteca comunal, la que centraliza toda la información, posee informaciones sobre las herejías ocurridas desde el 3.903 UR. Pero hay más. Es tan extensa, que si se busca información sobre cualquier planeta y no se encuentra aquí, es que muy posiblemente ese planeta no exista.

En Comillas hay un tribunal permanente, con escaso número de juicios. Los importantes son los tribunales itinerantes: Un séquito de caballero lejionarios que se encargan de realizar las pesquisas necesarias para poder "atajar" (nunca mejor dicho) cualquier tipo de herejía, ya sea de una sola persona, una familia, un pueblo, una ciudad, un continente o un planeta entero. En los tres últimos niveles la región se suele "limpiar" con unos bombardeos fotónicos desde naves especiales (y espaciales) con órbitas geoestacionarias. Aunque siempre hay que mandar a un séquito para confirmar los resultados.

En los tres primeros niveles (persona, familia y/o pueblo) se suelen mandar a un séquito para que realice las investigaciones oportunas y cortar por lo sano si fuera necesario.

Séquitos inquisitoriales

Un séquito "normal" de un tribunal inquisitorial itinerante suele estar formado por:
Un caballero lejionario inquisidor. Que es el que lleva el peso del séquito.
Un caballero lejionario cabo. Que suele ser el enlace con el Tercio que se encuentre en la zona.
Un caballero lejionario que tenga la habilidad de Conocimiento en d8+ (el burócrata del grupo).
Un caballero lejionario que con LA-Ex (armadura asistida pesada) con un hacha cinética (ver más adelante).
Un caballero lejionario sanitario. Para que se pueda torturar al infeliz, digooo al hereje sin que este pierda el conocimiento. Habilidad de Sanar a d8+.

Se puede completar este séquito con un número no mayor de 3 caballeros lejionarios diferentes a los anteriormente mencionados. Como ya hemos dicho con anterioridad el séquito puede variar en la composición básica, dependiendo de las necesidades de la operación.

Un séquito inquisitorial se desplaza en una nave especialmente diseñada con los símbolos de la inquisición y el imperio español. La llegada de una de estas naves a la órbita de un planeta puede llegar a producir el pánico en todo un mundo, haciendo que la gente huya despavorida de ese sistema. Es por ello que estas naves suelen llevar dispositivos de ocultación y de disparos automáticos de naves que abandonen el sistema: "Si huyen es que son culpables", es una de la máximas de la Inquisición.

La Inquisición puede "obligar" a un lejía o un grupo de caballeros lejionarios a que realice alguna misión que quieren que hagan. El MALEJ normalmente no suele dar órdenes en contra, pero sí puede dar misiones complementarias tras conocer por parte del cabo lo que le ha pedido la Inquisición.


Relación entre diferentes tribunales inquisitoriales

En teoría, los diferentes tribunales inquisitoriales, tanto en la Tierra como en el espacio (español, inglés, francés y holandés) se tienen que apoyar mutuamente unos a otros. En la práctica ningún séquito inquisitorial pide ayuda a un séquito de un país diferente, a no ser que quiera o busque algo que no puede obtener.

Aunque haya diferentes tribunales, los lemas de sus miembros suelen ser comunes:
"Si gritan mucho es porque ocultan algo".
"Si gritan poco es porque ocultan algo".
"Si no gritan es porque se ha desmayado".
"Solo hay una cosa peor que un zombi: un hereje".

"¿Cómo pueden vivir sin fe verdadera, sin dios, sin alma... sin higiene?"

Armas

Hacha cinética. Es un hacha que tiene un vibrofilo.

Daño: FUE+d8+d6. Peso: 5. Con un aumento en la tirada de ataque, la bonificación al daño pasa a ser d10 en vez de d6. Cuando se queda sin energía, el arma actúa como una normal de su tipo (daño de FUE+d8).

sábado, 16 de abril de 2016

EL C.R.E.O.

El organismo que se encarga de habilitar a los no españoles para que puedan servir al imperio como Caballeros Lejionarios es el C.R.E.O.: Centro de Reclutamiento para la Extranjería Oriunda. El fin último este ministerio es que los espías extranjeros (comúnmente llamados Trasgu en plural o Trasgo en singular) no puedan entrar a servir en la Lejión.

En general, el C.R.E.O. no suele ser muy estricto con los extranjeros, excepto con los irlandeses, los escoceses y los suizos francófonos, que al estar dentro de Inglaterra y de Francia, podrían ser una fuente para la creación de una quinta columna dentro de la propia Lejión.


Hay unas clasificaciones en el C.R.E.O. que designa en valores de 1 a 4 el nivel de peligrosidad de los reclutas extranjeros. Estos son:
  • Nivel Breko: Valor 2. Escoceses, irlandeses y suizos. Es el nivel más peligroso y por lo que tienen que pasar más exámenes que cualquier otro recluta extranjero.
  • Nivel Coriano: Valor 3. Nivel exclusivo para los japoneses. Más que peligrosos por ser espías en contra de la corona española. Se busca que no sean espías, que sean capaces de vivir en ambientes sin radiación y que sus mutaciones no sean demasiado ostentosas como para que no pasen como humanos, aunque también puede haber excepciones si el MALEJ lo considera oportuno.
  • Nivel Diente de Leche: Valor 4. El nivel más bajo de peligrosidad y que se asigna de forma automática a cualquier extranjero que no sea de los niveles anteriores.

Existe, además, un nivel oculto que apenas nadie conoce llamado Nivel Armadillo. Valor 1. Es un nivel que se asigna a los extranjeros que se sabe "positivamente" que son espías. A los reclutas con este nivel se les suele o bien denegar la entrada en la Lejión (que es lo más normal) o bien si le interesa a la S.E.A.T. poder transmitir información confusa o errónea a los enemigos del Imperio, hacerles pasar por el período de reclutamiento y mandarlos a sitios con una alta mortandad lejionaria.

Al igual que con la Inquisición, el C.R.E.O. puede "obligar" a un Lejía o un grupo de Caballeros Lejionarios a que realice alguna misión que quieren que hagan. El MALEJ normalmente no suele dar órdenes en contra, pero sí puede dar misiones complementarias tras conocer por parte del Cabo lo que le ha pedido el C.R.E.O.

jueves, 14 de abril de 2016

La fundación de los Caballeros Lejionarios del espacio español II

Siendo Ministro de la Guerra el General Don Antonio Machuca y Tovar hicimos un viaje a Nouve Argelie a estudiar en el 'Regimiento de marcha de la Lejión extranjera' francesa, en el que fuimos recibidos con gran afecto y camaradería, cosa que nos extrañó sobremanera. Al teniente Campillo todo aquello el olía a chamusquina. Luego supimos que la causa de tan cordial recibimiento era la gratitud que sentían por la acción de nuestro Emperador durante la guerra contra las otras potencias europeas en el espacio, especialmente contra un navío inglés del que rescatamos casi 40 prisioneros franceses que dejamos en libertad en una nave. En realidad creíamos que eran españoles y por eso los dejamos irse. Fue aquí donde nos enteremos de nuestro craso error.

Al General Machuca y Tovar sucedió como Ministro de la Guerra el General Don Jotxu Villalbona, publicándose entonces el Real Decreto de creación del Tercio de Extranjeros del Espacio. Siendo, finalmente, el Señor Vizconde de Esa, como Ministro de la guerra y urbanismo, el que después de habernos honrado escuchando una modesta conferencia que dimos en el Casino Militar de Madrid, exponiendo detalladamente el proyecto de organización de la Lejión (exposición que se alargó durante unas 16 horas), venció las dificultades que se presentaban; dictó las bases y ordenó que se organizase, proporcionándonos una inmensa satisfacción, a la que unimos la debida gratitud. El Señor Vizconde de Esa dijo además: 'todo esto está muy bien, pero déjenme volverme a casa por Dios, que ya estoy cansado de tanta monserga', cosa que hicimos al punto". A raíz de dichas declaraciones, el Tribunal de la Santa Inquisición española realizó algunas averiguaciones para sopesar que esta última frase estaba libre de toda sospecha herética.

Desde un principio se pensó que el que se alistara un extranjero valía por dos soldados, uno español que se ahorraba y otro extranjero que se incorporaba. A esto se le llamó "Las matemáticas del lejionario".

El 20 de septiembre de 32.414 UR se considera oficialmente la fecha de nacimiento de La Lejión del Espacio ya que fue ese preciso día cuando se alistó el primer lejionario, un español natural de la localidad sevillana de Dos Hermanas llamado Élessar Galiano Martín.

Ya desde los primeros instantes de su vida empezó La Lejión del espacio a adquirir su fisonomía peculiar con la alusión a las viejas glorias de la infantería española, con el título de Caballero otorgado por el Jefe Fundador a todos los lejionarios, con la energía en el saludo y, sobre todo, el “Credo Lejionario”, código de conducta dictado por el Teniente Coronel Millán-Ashtray que constituye la base espiritual de la Lejión, su médula y nervio. Una mezcla entre Bushido y las enseñanzas de Perogrullo, con afirmaciones como las siguientes:
  • "Si está leyendo esto, es que sigues vivo".
  • "Si matas al adversario antes de que te mate a ti, serás el ganador de la batalla".
  • "Si estás dispuesto a morir por nada es que estás como una puta cabra neoprusiana".
  • "Pelea como si fueras a morir mañana, porque posiblemente sea cierto".
  • "No retrocedas corriendo de espaldas, imbécil".


Al mismo tiempo, se creó un laboratorio para realizar investigaciones especializadas en armamento. A este laboratorio, situado en la localidad de Markina, se le denominó Centro de Estudios Tecnológicos de Materiales Espaciales (CETME) y se puso al mando del mismo al Dr. Fierabrás, el científico español más laureado en la historia de España (había ganado 4 premios nobel: Medicina, Física, Química y Literatura, esta última por su obra de 15 tomos llamada "Coplas a la muerte de mi puñetero padre"). Mientras Millán-Ashtray reordenaba los soldados en Tercios y le cambiaba la nomenclatura a Caballeros Lejionarios, el Dr. Fierabrás mediante ingeniería genética y unos bálsamos de su invención consiguió hacer a los soldados españoles más rápidos, más fuertes y más resistentes. Habían nacido los Caballeros Lejionarios Españoles del Espacio.


Durante siglos, los Lejionarios (o Lejías que es la apócope más comúnmente usada para designarlos) fueron los garantes de la seguridad en el espacio español. Los demás países atacaban las naves españolas solamente si sabían a ciencia cierta que no había ninguna escuadra o pelotón de Lejías en la nave. Esto ocasionó un cambio en la estrategia de estos países, y comenzaron a atacar colonias españolas. Las principales colonias están aseguradas con Lejías, pero las colonias pequeñas y muchas medianas, no tienen ningún tipo de guarnición, por lo que son presa fácil para los soldados enemigos.

miércoles, 13 de abril de 2016

La fundación de los Caballeros Lejionarios del espacio español I

Durante muchos años, a las demás potencias enemigas atacar a las naves españolas les salía casi gratis. Los soldados ofrecían resistencia, pero las naves enemigas (sobre todo las inglesas) contaban con soldados especialmente entrenados para el asalto de naves. El resultado era que había muy pocas naves espaciales españolas que resistieran el ataque extranjero. La situación era insostenible y el emperador de turno, Alfonsito MMCCXIII, encomendó a sus mejores hombres una solución para este problema. Al Teniente Coronel José Millán-Ashtray, se le ocurrió la creación de un cuerpo específico intergaláctico: el Tercio de Extranjeros del Espacio (nombre original de los lejías del espacio). La Lejión nació como fuerza de choque para la dura guerra intergaláctica en que estaba sumido el imperio.

El alto mando español, con el Teniente Coronel José Millán-Ashtray decidió reordenar las tropas espaciales para hacerlas más operativas tanto desde el punto de vista defensivo como ofensivo. Esta nueva fuerza tenía como objetivo sustituir a las unidades de recluta forzosa cuya pobre preparación y frágil moral era motivo de gran número de bajas y dificultades en el desarrollo de las operaciones espaciales. Por Real Decreto de 28 de enero de 32.407 UR, siendo a la sazón Ministro de Guerra Don Jotxu Villalbona, Su Majestad el Emperador don Alfonsito MMCCXIII tuvo a bien disponer lo siguiente: "Con la denominación de Tercio de Extranjeros del Espacio se creará una Unidad militar armada, cuyos efectivos, haberes y reglamento por que ha de regirse serán fijados por el Ministro de la  Guerra o el que se encuentre a cargo en ese momento, más o menos".

El alistamiento quedó abierto a españoles y extranjeros (a excepción de ingleses, holandeses y franceses) sin mayores exigencias que estar sanos, fuertes y aptos para empuñar las armas, ofreciendo, a cambio, una buena remuneración y la posibilidad (a los extranjeros) de conseguir la nacionalidad española.

De esta forma, se veía convertido en realidad lo que comenzó siendo un proyecto del Teniente Coronel de Infantería Espacial José Millán-Ashtray, militar de prestigio que unía a una elevada formación militar un demostrado heroísmo forjado en Nuevas Filipinas, donde mandó Fuerzas Regulares (y tan regulares). El acto de heroísmo consistió en aguantar con tan solo 15 soldados  varias andanadas de hostias por parte del ejército inglés.

Incluimos a continuación el relato que el propio Teniente Coronel Millán-Ashtray hizo sobre el origen de esta Unidad en su libro “La creación de la Lejión del Espacio, como creo recordar, a grosso modo” escrito en marzo de 32.415 UR.

"A S.M.  Alfonsito MMCCXIII
Teniente Coronel Millán-Ashtray

Una larga estancia en Nuevas Filipinas, sirviendo en la Policía indígena, en Regulares y en el Regimiento de Infantería del Serrallo, unido a alguna afición al estudio y entusiasmo por el problema neofilipino (y por ende al entusiasmo de las neofilipinas), dieron lugar a que germinase la idea de organizar una Lejión extranjera del espacio, en vista del excelente resultado que a los franceses les había dado la suya, a la que, después de la Gran Batalla de la Conchinchina donde perdimos seis naves espaciales (la Virgen de Fátima, la Santísima Trinidad, Templo divino de Israel, Virgen de Covadonga, San Pedro mártir y San Pablo de Lemos), titularon de 'Heroico Regimiento que por su amor a Francia y a la bebida, y su bravura ha sido colocado en el primer puesto'. Añádase un puntillo de amor propio de creernos que los españoles éramos capaces de hacer una semejante o mejor y esos fueron los fundamentos de nuestra Lejión española del espacio (olé).

Iniciada la idea, tuvimos desde los primeros momentos la augusta protección de SM. El Emperador, que nos alentó con entusiasmo e ilustró con sabios consejos. Desgraciadamente estos consejos, aunque de mucho valor para el alicatado del baño no servían de mucho para la formación de un ejército. Así que tuvimos que empezar de nuevo y olvidarnos de sanear las bajantes de las tuberías.


Comunicado el proyecto al entonces General Alto Comisario Don Dámaso Alonso de Berenguer, lo acogió con interés y nos prometió tan digno General su apoyo para mandarla cuando se crease, lo que más adelante cumplió, así como darnos cuantas facilidades estuvieran en su mano para salir airosos de la empresa. Eso sí, también dejó muy claro que no se le pidiese nada de dinero, que iba corto ese mes.

martes, 12 de abril de 2016

¡Lejías del espacio japoneses!

Hoy voy a escribir sobre uno de mis países preferidos para escoger como PJ sin ser un "español de bien": JAPÓN.


Comencemos con un poco de historia.



La vida en el archipiélago japonés es un poco difícil: tras la explosión de su 15ª central nuclear, tiene cerradas sus fronteras. En realidad tras la explosión de la 10ª ya nadie quería ir al país por una razón obvia: el nivel de radiación es tan alto que todos los que querían viajar a Japón tenían que ir con un traje anti-radiación.

Se dice que desde el espacio se puede ver resplandecer los núcleos fundidos de todas sus centrales nucleares. Toda esta radiación en el país ha producido mutaciones entre la población a niveles de pandemia. Se habla de samuráis con cuatro brazos o geishas con seis piernas... Pero todo esto son rumores, ya que nadie que no sea japonés lo ha visto con sus propios ojos. Y los propios japoneses, que ya de por sí son parcos en palabras, se cierran en banda cuando les preguntan sobre ello.

Reclutamiento de un nipón


Para empezar, el japonés en cuestión debe pasar por el C.R.E.O.: Centro de Reclutamiento para la Extranjería Oriunda, que es el organismo que se encarga de habilitar a los no españoles para que puedan servir al imperio como Caballeros Lejionarios (algún día haré una entrada para el C.R.E.O., creo).

A los nipones se les suele asignar el nivel coriano: nivel exclusivo para los japoneses. Los habitantes del sol naciente suelen ser famosos por ser espías (en contra de los intereses del imperio español), pero además se busca que sean capaces de vivir en ambientes sin radiación y que sus mutaciones no sean tan ostentosas como para que pasen como humanos, aunque también puede haber excepciones si el MALEJ lo considera oportuno.

El lejía nipón (o nipona) tiene una desventaja de serie: Japonés. Funciona de forma parecida a Forastero: Excepto los demás lejías, cualquiera que interactúe con él lo ignorará, o lo tratará como a una clase inferior que al resto de la sociedad, descendiendo su carisma en 2 puntos.

Los nipones pueden escoger una desventaja mayor única: Mutante.

Mutante (mayor o menor): Al estar en contacto durante tanto tiempo con la radiación en su país, el japonés ha desarrollado una mutación leve o muy ostentosa. Puede ser que tenga 3 brazos, 3 piernas, 2 cabezas, un rabo, un tercer ojo... Esta desventaja ha de ser consensuada obligatoriamente con el máster. Pongo un listado de diferentes mutaciones y efectos que pueden producir (se pueden inventar más):

  • 3 brazos. Consigue ventaja "Florentino" con katana (sin necesidad de tener los requisitos necesarios para ello). Desgraciadamente, la armadura asistida no le cubre bien, por lo que esta en vez de proporcionar un +6, proporciona un +3. Además de bajar 2 puntos en carisma (pudiendo entrar en negativos si fuera el caso).
  • 3 piernas. Aumenta el dado de fuerza en uno para el límite de carga y aumenta el paso de 6 a 8. Desgraciadamente, la armadura asistida no le cubre bien, por lo que esta en vez de proporcionar un +6, proporciona un +3. Además de bajar 2 puntos en carisma (pudiendo entrar en negativos si fuera el caso).
  • 3 ojos. Aumenta su Notar en 1 dado, desgraciadamente el casco no le cubre bien, por lo que debe ir sin él. Le proporciona un +4, en vez de un +6. Además de bajar 4 puntos en carisma (pudiendo entrar en negativos si fuera el caso).
  • Etc.

Es decir, la desventaja de Mutante proporciona algo bueno y dos cosas malas,

Bueno, pues otro día seguiremos con otra cosa aún más rara... Un saludete

domingo, 3 de abril de 2016

Hoja de personaje de Lejías del espacio

VERSIÓN SEGUNDA (Y MEJORADA)

Mi amigo Cable, me ha regalado sin yo presionarle (bueno, solo un poco), esta hoja de personaje para los lejías del espacio. A mí me ha hecho mucha ilusión y además yo no he influido apenas en la composición de la misma.

Bueno, pues aquí os la dejo.

Actualización: La hoja ha sido actualizada de la anterior. Gracias (de nuevo) a Cable.