miércoles, 29 de marzo de 2017

Vida, nacimiento, padres y crianza del capitán Alonso de Contreras, natural de Villarta Titanes, caballero lejionario, escrita por él mismo I

Vida, nacimiento, padres y crianza del capitán Alonso de Contreras, natural de Villarta Titanes, caballero lejionario, escrita por él mismo.


 I De mi infancia y padres


Nací en el muy noble planeta de Villarta Titanes un 6 de enero del 44.069. Mis padres se llamaban Grabiel Guillén y Juana de Roa y Contrario. Quise tomar el apellido de mi madre para servir al Emperador como lejía, y cuando caí en el error que había hecho no lo pude remediar, porque en los papeles de mis servicio iba el Contrario con que he pasado hasta hoy y por tal nombre soy conocido.

Soy el mayor de ocho hermanos y no se extrañen ustedes porque en Villarta Titanes lo normal es tener 10 hermanos, por lo que nuestra familia era una cosa rara para los cánones villatartanostitanes.

A los 16 años estando yo con un compañero de clase, decidimos hacer novillos e irnos a ver a unas chicas que vivían en las afueras de la ciudad. Llegando a su barriada, Salvador Moreno (que es así como se llamaba mi compañero), quiso dárselas de listillo y delante de las chicas se puso chulito intentando hacerme pasar a mí por gilipollas. 

Yo callé. Pero cuando nos volvíamos a casa, le pegué un empujón y cayó a tierra, Una vez allí le empecé a dar una somanta palos tan grande que cuando terminé con la golpiza creí que lo había matado. Ahí fue cuando me acojoné bastante. Me fui a casa rápidamente y me metí en la cama sin que mi madre me viera.

Por la mañana se presentó la policía en mi casa, yo me metí debajo de la cama de mi madre pero me sacaron de allí y me llevaron a comisaría.

Yo negué una y otra vez que yo hubiera sido el que le propinó tal paliza a Salvador, pero el inspector de policía (que era su padre) no quiso creerlo.

Teudis XIV
Al poco se celebró el juicio y fui sentenciado a estar hasta los 18 años en un correccional de menores en el planeta Teudis XIV. Y no fue más porque Salvador al final consiguió salvarse, aunque le quedarían unas marcas preciosas para toda la vida.

Cuando acabó mi estancia en el correccional, le mandé un mensaje a mi madre y le dije que me iba a alistar a los lejionarios. Ella me deseó lo mejor y que cuidara mucho de mí mismo.

Me dirigí al RACE (reclutador automático de caballeros españoles) y recé a todos los dioses del cielo y del infierno para que la nave reclutadora no tardara los tres meses que podía llegar a tardar para recoger a reclutas.

Con lo poco que me dieron en el correccional lo único que se me ocurrió fue ir a ver a algún turronero y probar suerte. Consiguió ganarme los 5 doblones que llevaba, la camisa e incluso los zapatos. Así que me vi en Teudis XIV sin un chavo y medio desnudo.

Dormía bajo los puentes y comía de los desperdicios que los restaurantes tiraban por la noche. Así que no es de extrañar que cuando llegó la nave reclutadora al planeta tres semanas después, yo gritara y vociferara de alegría, mientras muchos de mis compañeros me miraban con cara rara.


Símbolo del Reclutador
Automático de Caballeros
Españoles

sábado, 25 de marzo de 2017

Els Segadors

La galaxia es muy grande. Muy, muy grande. No es infinita, pero para los estándares humanos, casi que lo es.

En los planetas del Sector Frígido, más allá del planeta Calipo unos cuantos planetas han caído en manos de una nueva amenaza para el Imperio: Els Segadors.


El nombre se lo puso el comandante Cepa cuando el planeta Benvinguts estaba siendo atacado por unas naves extrañas. Estas naves estaban recolectando a todo la población humana del planeta. Pero gracias a dios, apareció una nave en el espacio de Benvinguts, una nave llamada Alhucemas que destruyó en menos de 30 minutos a 14 de esas extrañas naves, poniendo al resto en fuga.

Mientras esto ocurría, en la superficie del planeta el comandante Cepa lideraba la resistencia contra Els Segadors, haciendo que las pérdidas humanas se minimizaran a menos del 10% de la población.

Una vez que la amenaza cesó, el comandante Cepa habló por la tele del planeta en horario de máxima audiencia: en la franja del Sálvame Que Te Cagas. Hubo protestas vía Twitter de que querían ver el Sálvame y no a un militar, mientras que otros decían que como les tocaran el Hombre y Mujeres y Viceversa y Todo Lo Contrario les quemaban la nave.

Cepa dijo que los que los habían atacado eran Els Segadors, una raza extra galáctica cuyo fin último era recolectar a todos los humanos posibles para convertirlos en payeses. Que él, junto con su tripulación (bastantes humanos y algunos que no lo parecían) intentarían acabar con dicha amenaza antes de que volvieran al otro lado, y diciendo esto le pegó un puñetazo a Javier Jorge Vázquez porque "le había estado tocando los cojones mientras hablaba" (sic), montó en la Alhucemas y desapareció por donde había venido.

Otros planetas no han tenido tanta suerte, desapareciendo su población totalmente, presuntamente recolectada por Els Segadors y habiéndosela llevado a saber dónde.


Al parecer, los ataques de Els Segadors no solo se limitan a planetas. La nave gargantuesca Madre del Amor Hermoso, comandanda por el héroe lejionario capitán Ganimakkur K. Zhukov cayó en una emboscada de Els Segadors, y con él todos los tripulantes de la nave que estaba estacionada en el Sector Frígido.

Los pocos Els Segadors que el Imperio ha podido adquirir son los que el comandante Cepa consiguió vencer en el planeta Benvinguts: seres humanoides con una especie de coraza y todos llevaban barretina.

miércoles, 22 de marzo de 2017

Ruta Costera VI. Carrascal


CARRASCAL


Cuando los primeros españoles llegaron al planeta, lo encontraron lleno de unos árboles parecidos a pequeñas encinas. Uno de los exploradores era de Extremadura (del planeta Tierra) y decidió llamar al planeta Carrascal por su parecido a los carrascales que había en su tierra.

Pasando ya al planeta en sí, es bastante especial: tiene un ambiente enrarecido con gases invernadero que producen una temperatura que varía muy poco (18 grados con una diferencia entre de + - 10º) en todo el planeta. Como ya dijimos, en él había unos arbustos parecidos a pequeñas encinas... Eso era antes. Después alguien pensó que era buena idea traer encinas de Extremadura y no.

Las encinas terrestres colonizaron el planeta en menos de trescientos años, y no quedó nada de este tipo de vegetal. Al parecer las encinas y los cerdos ibéricos (que también se introdujeron en el planeta) arrasaron con el árbol autóctono del planeta.

Los cerdos ibéricos colonizaron también el planeta y parece que están en simbiosis con las encinas, de tal manera que el planeta es famoso en la galaxia por los jamones que produce. Tampoco se queda atrás con los chorizos, morcillas, etc. del mismo animal.

Cerdos ibéricos en sus dominios.
Los autóctonos del planetas (carrascaleños) tienen un habla muy pronunciada en el que parece que canten subiendo y bajando el tono de voz. Además, y esto es harto curioso, todos los sonidos /s/ y /θ/ la hacen /x/. Así sería una frase carrascaleña de pura "jepa":

"Poj je ejtá quedando la tarde como para ponerje a ver una jupernova comiéndonoj un jaco de jerejaj".

La empresa más importante del planeta se llama Corporación 35 Jotas, o C35J como se le llama comúnmente. Tiene su sede en la capital del planeta: Jabugo, y es una de las empresas más respetadas en el imperio español, yendo los jamones a gente MUY rica en toda la galaxia.

El planeta está cubierto de pequeñas ganaderías en las que los cerdos ibéricos campan a sus anchas... Hasta que llega la fiesta de San Martín, claro. Ese día, los gritos de los cerdos se pueden escuchar a kilómetros de distancia.

Aún así, no hay que tenerle mucha conmiseración a estos bichos: han habido piratas que han intentado llevarse algunos ejemplares de dicho animal y han caído emboscados y devorados por piaras extensísimas de dicho puerco. Parece que los únicos a los que respetan son a los autóctonos del planeta Carrascal o al menos son los únicos que conocen de las tácticas de los chanchos.
A punto de atacar.

Ideas de aventuras

  • A los lejías le encomiendan que investiguen la desaparición de un cargamento de jamones C35J que iba rumbo al palacio imperial en la Tierra. Los jamones en palacio empiezan a escasear y el cargamento esperado (hace semanas) no llega. Deberán ir al planeta Carrascal, concretamente a su capital: Jabugo. Posteriormente salir indemnes de una emboscada gorrina, hablar con el capataz de la C35J, buscar las últimas noticias que se tengan de la nave que transportaba el cargamento cuya última parada fue en el planeta Perejil, vencer una pelea barriobajera en un bar de mala muerte, sonsacarle a un parroquiano (que es autóctono del planeta Carrascal por su acento), llegar a unos almacenes y terminar el magnífico fin de fiesta con una batalla contra unos piratas que se han hecho fuertes en los almacenes y que tienen jamones para rato.
  • Los exploradores son contratados en un bar "aleatorio" (por favor, que no se llame El pony pisador) para llevar un cargamento de gorrinos vivos del planeta Carrascal hasta un planeta del S.F.I. (Sector Federal Independiente) Valdemoro. Deberán justificar ante los carrascaleños que se encuentren la razón de su aterrizaje y la estancia en el planeta. Si pasan este filtro, deberán llegar a lo que parece una granja abandonada (previa emboscada de una piara de cochinos). En esta granja se encuentra un cerdo ibérico enorme que pesa alrededor de 300 kg. Este animal parece entender todo lo que hablan los humanos. Tendrá una etiqueta en la oreja con las iniciales P.I.G. (Puerco Ibérico Gigantesco) y no es más ni menos que la reencarnación en gorrino de J.J. (Jisus Jil): si todos los demás clones fallaban, tenía este plan de contingencia para poder seguir vivo. Las instrucciones que encontrarán en la granja abandonada son: llevar al cerdo hasta el planeta Marbella, infiltrarse en unas instalaciones secretas, con el cerdo e introducir al bicho en un tubo ajustado a su calibre. Deberán pelear contra guardas de seguridad armados y defensas de las instalaciones activas/pasivas. Si consiguen hacer volver a J.J. tendrán una buena recompensa. De lo contrario, deberán dar explicaciones a las autoridades de Marbella... Si los pillan.

domingo, 12 de marzo de 2017

Credo lejionario



Ya desde los primeros instantes de su vida empezó la lejión del espacio a adquirir su fisonomía peculiar con la alusión a las viejas glorias de la infantería española, con el título de Caballero otorgado por el Jefe Fundador a todos los lejionarios, con la energía en el saludo y, sobre todo, el “Credo Lejionario”, código de conducta dictado por el Teniente Coronel Millán-Ashtray que constituye la base espiritual de la Lejión, su médula y nervio. Una mezcla entre Bushido y las enseñanzas de Perogrullo, con afirmaciones como las siguientes:
  • El camino del lejionario se encuentra en la muerte... o no.
  • Si está leyendo esto, es que sigues vivo.
  • Cualquiera puede introducirse en lo más reñido de la batalla y morir. Es fácil para un patán, pero para un caballero lejionario es verdadera decisión justa en la ecuanimidad, y un verdadero valor saber vivir cuando ha de vivir, y morir cuando ha de morir. Pero que no sea en un bar, hombre.
  • Si matas al adversario antes de que te mate a ti, serás el ganador de la batalla.
  • Un lejionario debe tener valor heroico. Es absolutamente arriesgado. Es peligroso. Es vivir la vida de forma plena, completa, maravillosa. Y si eso lo haces en batalla, ya eres la leche.
  • Si estás dispuesto a morir por nada es que estás como una puta cabra neoprusiana.
  • Ocultarse como una tortuga no es vivir. Además, ¡no tienes caparazón!
  • Me alegra saber que todo está vacío. Honor a la espada del enemigo, solo herirá la brisa de la primavera con el fulgor del relámpago: creo que he bebido demasiado.
  • Para un auténtico lejía no existen las tonalidades de gris en lo que se refiere a honradez y justicia. Sobre todo si eres daltónico.
  • Pelea como si fueras a morir mañana, porque posiblemente sea cierto.
  • Cuando un lejionario dice que hará algo, es como si ya estuviera hecho. A no ser que otro lejionario diga lo contrario, en cuyo caso... Ay: me va a explotar la puta cabeza.
  • No retrocedas corriendo de espaldas, imbécil.
Si se os ocurre alguna, ponedlo en comentarios que si es buena, pasará al "Credo lejionario".

lunes, 6 de marzo de 2017

La virgen de las batallas

El conglomerado de creencias, rituales y mitos que los mestafari tienen es riquísimo. Tan rico que a veces pareciera que es un conglomerado, mezcla o religado (de donde viene la palabra religión) de otras muchas creencias.

Es por eso que cuando algunos de los mestafari besan la imagen holográfica de una especie de virgen, el resto del personal pone cara de extrañeza. La imagen holográfica que más veneran es su famosa... 

VIRGEN DE LAS BATALLAS



Esta virgen estaba en el planeta Abis, planeta que está fuertemente custodiado por lo que su desaparición fue harto extraña. Lo único que nos queda de la imagen son imágenes (valga la redundancia) holográficas que se tomaron cuando aún estaba en Abis.

Los mestafari sospechan que fue un sabotaje por parte de la AEOM para "dar por culo, que es lo único que saben hacer" (sic).

La virgen es famosa entre los mestafaris porque según ellos cuando te encomiendas a ella, nunca pierdes ninguna batalla. Pero lo más sorprendente de todo es... ¡que es cierto!: Cualquier mestafari que se encomiende a la virgen de las batallas antes de cualquier batalla, saldrá vencedor de la misma.

Teniendo en cuenta de que los mestafari NUNCA han entrado en batalla (ya que no poseen ejército de verdad sino sicarios y cosas por el estilo), es normal que nunca les haya pasado nada en ninguna de ellas.

A pesar de todo lo dicho anteriormente, la virgen de las batallas sigue siendo muy reverenciada por los mestafari, alcanzando su fama incluso a gente que no son mestafari, como ocurrió con la ministra de fomento llamada Fatimí Bagnez, que viendo que algunos planetas estaban con niveles de paro altísimos lo único que hizo fue decirle a los parados que rezaran a la virgen de las batallas, a ver si "la situación mejoraba" para ellos.

Desgraciadamente, parece que la virgen de las batallas solo sirve para las batallas que entablan los mestafari. Porque el paro siguió subiendo y el gobierno de turno tuvo que maquillar los datos del paro para que las masas no la tomaran con ellos.

Incluso así, muchos fuera de los mestafari le tienen devoción a la imagen desaparecida. A veces se ve una estampita de la virgen de las batallas en los cascos de algunos lejías del espacio que creen que eso los salvarán de los peligros en la batalla... Pero no.

Detalle de la virgen de marras