lunes, 22 de mayo de 2017

Ruta Costera VII. Montecristo


MONTECRISTO


Montecristo es famoso por varias cosas:

  • Los puros habanos de las plantaciones de tabaco que se realizan allí.
  • Que es un planeta en el que se habla más francés que español.
  • Las familias endogámicas que allí viven.
  • La más famosa penitenciaría de la galaxia.
Vamos con la historia.


El planeta Montecristo fue inicialmente colonizado por familias canadienses francófonas que habían sido desterradas de Canadá. La historia no escrita dice que fueron expulsadas por haber sido espías del imperio español en dicho país.

Si tenemos que atenernos a cómo se desarrollaron los acontecimientos a posteriori, es muy posible que eso de que fueran espías a cargo de las arcas del Imperio español fuera cierto.

Fueron solo cuatro familias las que colonizaron el planeta, a saber:
  • Familia Morcef
  • Familia Danglars
  • Familia Villefort
  • Familia Herbault
Estas familias han pasado de generación en generación a relacionarse solo con los de su propia familia y, por tanto, a ser endogámicas, con poco o nada mezcla con los de fuera ni entre ellas mismas. Todas estas familias se dedican al cultivo de la planta del tabaco, produciendo unas cosechas excelentes que acaban en los puros habanos Montecristo, de excelente calidad y cuyo precio se ha mantenido alto siempre desde que comenzó su producción.

Increíblemente, las 4 familias fabrican puros de la misma marca, aunque no se mezclen ni en el cultivo ni en la elaboración del mismo. Cada una tiene su propia fábrica pero todas tienen el mismo nombre: puros habanos Montecristo.
Escudo que aparece en la vitola (o anilla) de los puros Montecristo.
Con el paso del tiempo, el imperio fue poco a poco queriendo tener más control sobre el planeta, hasta que un día le tocaron más de la cuenta las narices al virrey del sector, don Antonio de Mendoza y Pacheco, que al grito de "vamos a enseñarles a esos putos franceses que no nos andamos con tonterías con los gabachos", e hizo desembarcar en el planeta unas fuerzas de choque que se hicieron con el control del mismo en pocos minutos.

Los montecristianos protestaron por muchas cosas: que no eran franceses, que ellos no habían hecho nada, que los lejías se estaban bebiendo su vino, que se estaban comiendo su comida y que se estaban acostando con sus hijas y mujeres aunque fuera de forma consentida.

El virrey don Antonio de Mendoza y Pacheco accedió a parlamentar con "esos putos gabachos" y tras un monólogo por parte del representante de las 4 familias que duró sobre unos 40 minutos, el virrey pronuncio sus famosas palabras: "Boto, boto y en tu culo exploto".

El virrey dio orden de asolar el planeta. Menos mal que llegó un mensaje por parte del Emperador a ultimísima hora. En él, el Emperador aleccionaba a don Antonio de Mendoza y Pacheco simplemente a tomar control del planeta y hacer lo que quisiera con el mismo, pero que no tocara ni a las familias que había en el mismo ni a sus fábricas.

Don Antonio accedió (lógicamente) y ordenó la construcción de una cárcel en un lugar desolado y no apto para el cultivo. La idea que tenía Don Antonio era hacer una cárcel con una seguridad mínima para que los piratas escaparan y así que extendieran el terror por todo el planeta.

Desgraciadamente, este virrey murió mucho antes de que la penitenciaría estuviera terminada y el siguiente virrey del sector, Luis Velasco y Ruiz de Alarcón, creyó que ese establecimiento era en verdad necesario. Lo que le escamó mucho a don Luis fue que las familias de Montecristo donaran tan grandes cantidades de dinero para la construcción del centro penitenciario.

Cuando estuvo construida, se le puso el nombre de Castillo de If, y en ella han estado los piratas ingleses, franceses y holandeses más famosos y sanguinarios con los que el imperio ha tenido la desgracia de toparse.

Vista interior de una de las galerías de la penitenciaría.

Idea de aventura (solo una que es muy larga):

Los lejías son enviados a la penitenciaria de Montecristo porque un malvado pirata inglés de nombre William Shakespeare ha escapado de su celda y nadie en Montecristo se explica cómo ha podido ser, ya que escapó de la celda sin abrirla y no aparece.

En cuanto entren en la penitenciaría, se les requisarán las armas y solo se las devolverán cuando salgan de la misma. Los lejías tienen varias líneas de investigación (o pueden abrir muchas otras):
    • Investigar en la celda de William, en ella podrían encontrar un trozo de papel con las siguientes líneas: "’Tis but thy name that is my enemy. Thou art thyself, though not a Montague. What’s Montague? It is nor hand, nor foot, nor arm, nor face. O, be some other name. Belonging to a man". Para los que no lo conozcan, es una frase de la obra "Romeo y Julieta", que traducido viene a decir algo así como: "Solo tu nombre es mi enemigo. Tú eres tú mismo, no un Montague. ¿Qué es un Montague? No es mano, ni pie, ni brazo, ni pie, ni cara. Ni ninguna otra palabra. Perteneciente a un hombre". No es más que una frase para despistar que te cagas a los LJ.
    • Hablar con los demás reclusos. Que por cierto se extrañaran con sus preguntas. Algunos reclusos intentarán decirle a un LJ designado (ver más adelante) que escape en cuanto pueda.
    • Entrevistarse con los que dirigen al penitenciaría: el alcalde, el primer oficial y el jefe médico. Este último se verá muy intrigado por el LJ designado haciéndole múltiples preguntas, el primer oficial tratará a todos con cortesía menos al LJ designado y el Alcalda no está para zarandajas.
    • Los hijos del alcalde, Kathryn y Sebastián tienen una libertad tremenda a la hora de moverse por las instalaciones. Si hacen las preguntas correctas sabrán que tanto él como ella se han estado beneficiando a l@s piratas que le han gustado, porque eran guap@s, o les resultaban atractiv@s. Tanto Kathryn como Sebastián intentarán ligar con aquellos LJ que sean más atractivos.
    • Reducir a los reclusos que han organizado una fuga. Curiosamente, en la penitenciaría solo les dejan usar porras a los LJ. Tendrán que reducirlos tanto dentro de las instalaciones como en las plantaciones de tabaco cercanas a la penitenciaría. Podría incluso darse el caso de que algun@s piratas lleguen a algunas mansiones de los habitantes de Montecristo.
¿Qué está ocurriendo aquí? El tal William Shakespeare no existe, todos los LJ menos uno (que el máster escoja, es decir el LJ designado) en realidad solo están haciendo una pantomima, porque el LJ elegido en realidad es un pirata español, ex-lejía, ex-explorador, que fue pillado por la lejión y que en la penitenciaría fue encarcelado en la celda del supuesto William Shakespeare. En la cárcel el LJ desarrolló unos problemas mentales de tal manera que cada siete días, su memoria se reinicia y no sabe quién es ni qué hace ahí. Ahí es donde entran los LJ ya que el falso LJ "sabe" (más o menos) dónde se encuentra una nave imperial de "vital" importancia para los españoles. Esta partida se puede jugar dando papelitos, mandando whatsapps o telegrams a los LJ, incluído el falso LJ dando información sobre qué está pasando. Por supuesto esta aventura está basada en la película de Shutter Island. Recomiendo no empezar a dar información hasta bien avanzada la historia.

¿Cómo puede finalizar esta aventura? Varias opciones:
  1. El LJ intente o consiga escapar de Montecristo.
  2. El LJ no sea capaz de saber qué hacer.
  3. El LJ comience a inventarse una historia que o bien sea verdad o bien sea inventada por su propio LJ porque comience a írsele la cabeza.